En una marea de datos digitales, un arca llena de libros

RICHMOND, California – En un almacén de madera en un suburbio industrial, el siglo XX se almacena por si acaso hay un desastre digital. Doce metros de contenedores apilados de dos en dos se rellenan con los más importantes (así como algunos de los más olvidables) libros de la era. Cada semana, llegan 20.000 volúmenes nuevos, las donaciones de muchos de ellos proceden de bibliotecas y universidades deseosas por deshacerse de un material que no tiene cabida ya en la era de Internet.

The Physical Archive of the Internet Archive hopes to eventually collect 10 million items, and it has started taking in films as well.

Destinados a la inmortalidad un día de la semana pasada fueron “Política del Indígena Americano en el siglo XX”, “Todas las nuevas manualidades para Halloween”, “Qué hacer cuando su hijo o hija se divorcia”, o “Kiss Temptation “, una novela romántica.

“Queremos recoger una copia de cada libro”, dijo Brewster Kahle, que ha gastado 3 millones de dólares para comprar y operar este depósito situado justo al norte de San Francisco. “Nunca se sabe lo que va a pintar el retrato de una cultura.”

Como la sociedad está abarcando todas las formas de entretenimiento digital, esta arca de Noé post-moderna hace justo lo contrario. Un empresario de Silicon Valley que hizo su fortuna vendiendo una empresa de Minería de Datos a Amazon.com en 1999, Mr. Kahle fundó y dirige el Internet Archive , una organización sin ánimo de lucro dedicada a la preservación de páginas web – 150.000 millones hasta la fecha  – y haciendo que sus textos permanezcan siempre disponibles. Pero a pesar de que comenzó su Archivo en el ámbito del reino digital, ahora también pretende guardar textos físicos.

“Debemos mantener el pasado aunque estemos inventando un nuevo futuro”, afirmó. “Si la Biblioteca de Alejandría hubiera hecho una copia de cada libro y la hubiera enviado a la India o China, ahora tendríamos otras obras de Aristóteles y de Eurípides. Una copia en una sola institución no es suficiente”.

Mr. Kahle tuvo la idea del archivo fisico mientras trabajaba en el archivo de Internet, que ha digitalizado dos millones de libros. Una profunda dedicación a la impresión tradicional – uno de sus hijos lleva el nombre de Caslon, un diseñador de tipos del siglo XVIII – le hizo aborrecer la idea de tirar cada libro una vez escaneado. Y lo esencial: ¿Qué pasa si, por ejemplo, la digitalización mejora y tenemos que escanear todos los libros de nuevo?

“Microfilmes y microfichas constituyeron una visión utópica de almacenar toda la información”, señala Mr. Kahle “, pero resultó que nos quedamos muy contentos conservando los libros”.

Un modelo claro para el depósito es la Repositorio Global de Semillas de Svalbard, que está situado bajo el permafrost de Noruega y cuenta con 740.000 muestras de semillas, actuando como una red de seguridad para la biodiversidad. Sin embargo, su depósito es también una consecuencia de la noción de que Kahle, de 51 años, ha tenido durante toda su carrera. “Solía haber todos estos diferentes modelos de lo que Internet iba a ser, y uno de ellos fue el de gran biblioteca que ofrezca el acceso universal a todo el conocimiento”, dijo. “Todavía estoy trabajando en ello.”

Los socios y proveedores de Mr.Kahle en su esfuerzo por crear el archivo físico del Archivo de Internet, están muy complacidos de que se salve a los libros de papel – siempre y cuando no les toque hacerlo a ellos. La biblioteca pública de Burlingame, 56 kilómetros al sur, tenía una habitación llena de periódicos encuadernados que se extendían a varias décadas. “Sólo dos personas al mes la utilizaban”, dijo Patricia Smith, la bibliotecaria de la ciudad.”Teníamos aprovechar el espacio.” Trescientos metros lineales de la revista Scientific American, Time, Vogue y otras revistas se fueron al repositorio. La sala se convirtió en un laboratorio de computación.

“Una gran cantidad de bibliotecas están haciendo limpieza de forma muy drástica”, dijo Judith Russell, la decana de las bibliotecas de la Universidad de Florida, que está enviando al archivo los volúmenes duplicados. “Es mucho más aceptable para nosotros y nuestra facultad de que los libros se hayan enviado a un propósito útil en lugar de ser simplemente reciclados.”

A medida que el depósito se expande – desde los cerca de 500.000 volúmenes de hoy hacia su meta de 10 millones – lo mismo ocurre con su rango. Se ha comenzado admitir en el mismo todo el cine. “La mayoría de las películas son tan efímeras como las palomitas de maíz”, dijo Rick Prelinger, experto en películas del Archivo de Internet. “Pero a medida que pasa el tiempo, veo que las obras que intento tirar a la basura a menudo son más interesantes que las que hemos elegido para salvar.”

En la Pennsylvania State University, los bibliotecarios se dieron cuenta de que la mayoría de sus películas de 16 milímetros no se estaban protegiendo y que no había ningún lugar para almacenarlas correctamente. Así que la universidad envió 5.411 películas al repositorio. “De lo contrario, probablemente habría acabado en un vertedero”, dijo William Bishop, director de comunicación y servicios de apoyo tecnológico de la universidad.

No todo el mundo aprecia la visión del Sr. Kahle. Uno de los primeros comentarios sobre el Internet Archive después de que el proyecto fue anunciado en junio fue de un escritor que dijo que no quería que el archivo sirviera para conservar “algo de mi obra en cualquier forma que sea.” Incluso algunos bibliotecarios no están seguros de la necesidad de un repositorio aparte del de la Biblioteca del Congreso. “Creo que la probabilidad de una pérdida masiva de toda la información digital, y por lo tanto la necesidad potencial de volver a digitalizarlo todo, es inferior a lo que Brewster piensa”, dijo Michael Lesk, ex presidente del departamento de Biblioteconomía y Documentación en la Universidad de Rutgers. Pero reconoció que “no es cero.”

Lesk opina que si llega un problema grave al estilo “1984”, podría verse como “toda la información de Internet cae bajo el control de los gobiernos o los propietarios de derechos de autor.” Pero dejó claro que pensaba que era poco probable.

Bajo una carpa con calefacción en la parte oeste del almacén, Tracey Gutiérrez, un especialista en registros digitales, está trabajando en un nuevo lote. Si un volumen tiene un código de barras, lo examina para ver si el título ya está en el repositorio. Si no hay un código de barras, se comprueba el ISBN en la página de derechos de autor. Si el libro es muy viejo, se lo pone a un lado para el procesamiento manual.

Pero antes de que los libros recorran los 50 metros que les separan de los contenedores para el almacenamiento, algunos tendrán que viajar 20.000 km hasta China. Los chinos, que están dispuestos a construir una biblioteca digital, van a escanear los libros y luego los enviarán de vuelta para ingresar en el archivo.

Cuando la noticia sobre el repositorio se extendió, las familias empezaron a realizar sus propias donaciones. Carmelle Anaya no tenía ni idea de qué hacer con los 1.200 libros que su padre, Eric Larson, dejó al morir. Entonces oyó hablar del proyecto. “Él estaría encantado de pensar que se archivan de tal forma que alguien podría leerlos dentro de cien años”, dijo Anaya, que vive en el Valle Central de California. Su hija Ashley ha diseñado un ex-libris especial. Todos los lectores a través de los siglos sabrán de dónde vienen. “Los libros viven”, dijo Anaya, “incluso si las personas ya no pueden”.

Fuente: The New York Times  3/3/2012

Artículos relacionados:  Blog “Comunicación Cultural” 8/5/2012  “La Memoria del Internet Archive”

Libro recomendado:

Acerca de EULV
Mea commoda sunt librorum, maxime Historia sed etiam de Scientia, Philosophia, major explorationem et technicae. Scientiae vel technica scientia debet at superessendam, incrementis vel fruitio. Sed scientia est non cultura immoderatus, ad dominationem, utilitas motiva et ... ad bellum.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: