La Telemedicina se predijo en 1925

La década de 1920 fue una década de increíble avance de las comunicaciones. La radio fue, finalmente, convertida en un medio de difusión, las películas sonoras estaban transformando la industria del cine, y los inventores estaban experimentando con las formas más tempranas de la televisión. La gente de la década de 1920 reconoció que los grandes cambios se avecinaban, y nadie disfrutó más que Hugo Gernsback adivinando lo que esos cambios podrían traer.1925-feb-science-and-invention-sm-cover

Gernsback fue un pionero en la radio y la publicación, siempre empujando los límites de lo que el público podía esperar de su futuro tecnológico. En 1905 (justo un año después de emigrar a los EE.UU. desde Alemania a la edad de 20 años) Gernsback diseñó la primera radio doméstica y fundó el primer negocio de pedidos por correo publicitado a través de la radio en el mundo. La radio se llamaba Wireless Telimco y fue anunciada en revistas como Scientific American por 7,50 dólares (alrededor de 180 dólares de hoy).

En 1908 Gernsback sacó el primer magazine radiofónico del mundo, Modern electronics, que versaba sobre el mundo de la radio y la electrónica. Distribuido por la empresa American News Company, “Electrónica Moderna” fue un gran éxito y se dice que fue rentable desde su primer número. En 1909 abrió la primera tienda de radios en Nueva York, y complementó sus ventas por correo de aparatos de radio mediante la venta de piezas de recambio para los operadores radioaficionados en la ciudad.

En 1913 Gernsback comenzó a publicar una revista llamada Electrical Experimenter, que en 1920 llegó a conocerse como Science and Invention (la ciencia y la invención). En el número de febrero de 1925 de Science and Invention Gernsback publicó un artículo que combinaba su fascinación y el futuro de las comunicaciones por radio, y en el cual predijo un dispositivo para el año 1975 que todavía no se ve en consulta médica alguna.   

El dispositivo de Gernsback fue llamado el “teledactyl” y permitiría a los médicos no sólo ver a sus pacientes a través de una pantalla de visión, sino que también tocarles a kilómetros de distancia con los brazos del robot. Así predijo con eficacia la telemedicina, aunque con un giro más extraño de lo que vemos finalmente en 2012, digamos paleofuturista.

El Teledactyl (Tele, lejos, y el dedo Dactyl,  del griego) es un instrumento del futuro mediante el cual será posible para nosotros  “sentir a distancia”. Hoy nadie dudaría de que esta idea no es del todo imposible, que el instrumento se puede lograr hoy con los medios de que disponibles se puede empezar a vislumbrar en algunos proyectos. El médico del futuro, por medio de este instrumento, será capaz de sentir su paciente, por así decirlo, a distancia.El médico manipula los controles, cuyos movimientos luego son reproducidos en la habitación del paciente exactamente de la misma manera. El médico ve lo que está pasando en la habitación del paciente a través de una pantalla de televisión.

Gernsback emitía sus predicciones sobre la telemedicina en el contexto rápidamente cambiante de las telecomunicaciones en la década de 1920:

“A medida que nuestra civilización avanza encontramos cada vez más necesario actuar a distancia. En lugar de visitar a nuestros amigos, ahora les llamamos por teléfono. En vez de ir a un concierto, lo escuchamos por la radio.  Dentro de poco tiempo, por medio de la televisión, nos podemos quedar en casa y ver una representación teatral, oyéndola y viéndola. Esto, sin embargo está lejos de ser suficiente. A medida que avanzamos, nos encontramos con nuestras obligaciones se multiplican y tenemos cada vez menos tiempo para el transporte de nuestros cuerpos físicos, pues lo dedicamos por entero al objetivo de realizar transacciones comerciales, para divertirnos, y así sucesivamente”.

“El médico ocupado, dentro de cincuenta años, no será capaz de visitar a sus pacientes como lo hace ahora. Se tarda demasiado tiempo, y sólo puede, en el mejor de los casos, ver a un número limitado de ellos al día. Considerando que los servicios de un médico muy bueno son tan importantes que nunca debería tener que salir de su oficina, encontramos por el contrario, que los pacientes no siempre pueden acudir a él. Aquí es donde el teledactyl y el diagnóstico por radio entra en juego”.

Curiosamente, podemos ver esta idea de la telemedicina aparecer de nuevo en 1990, en vídeos conceptuales de  AT & T y  Pacific Bell. Un año después de publicado este artículo Gernsback empezó a publicar Amazing Stories, la primera revista que se dedicó por completo a la ciencia ficción. Gernsback publicó una serie de diferentes revistas a lo largo de su vida, pero ninguna se llenó con diseños más interesantes y retro-futuristas que Science and Invention.

Gernsback desarrolló una novela “Ralph 124C 41 en 1911 y obtuvo 80 patentes. Los premios Hugo de la Sociedad mundial de ciencia ficción llevan su nombre ya que es considerado junto con Julio Verne y H.G. Wells, uno de los padres de la ciencia ficción.

Artículos relacionados:

Acerca de EULV
Mea commoda sunt librorum, maxime Historia sed etiam de Scientia, Philosophia, major explorationem et technicae. Scientiae vel technica scientia debet at superessendam, incrementis vel fruitio. Sed scientia est non cultura immoderatus, ad dominationem, utilitas motiva et ... ad bellum.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: