“La tumba perdida”, una fascinante mirada al Egipto faraónico

Fuente: TVE.es – Si hubiera que buscar una palabra para encabezar la descripción de La tumba perdida, la novela de Nacho Ares, creo que sería “fascinante”. Entendiendo la fascinación como la capacidad de engancharnos, o hechizarnos que muchas veces ejerce sobre nosotros todo lo que tiene misterio y belleza.

La Tumba Perdida

La tumba perdida. Nacho Ares. Editorial Grijalbo, Barcelona 2012. 416 páginas. 19,90 €

La misma fascinación que ejerce la cultura del antiguo egipto sobre el común de los mortales en general, y sobre el autor en particular, que tan bien ha sabido reflejarla en su novela.

La tumba perdida nos habla desde el pasado remoto, el egipto de Tutankamón, y desde un pasado no tan remoto, los años veinte, cuando Howard Carter, con el apoyo de Lord Carnavon, encontró intacta la tumba del faraón niño.

Un faraón que en realidad no fue muy importante en su época, pues reinó poco y seguramente no reinó éldada su corta edad, sino que subió al trono después de la convulsión que supuso la revolución religiosa del farón hereje Akenatón -probable padre de Tutankamón– y su aplastamiento.

Precisamente la tumba a la que alude el título sería la de Akenatón, cuya memoria fue proscrita por los sacerdotes de Amón tan pronto como volvieron a estar al lado del poder, aún por encontrar. La novela nos cuenta precisamente la historia de esa proscripción, y la búsqueda de esa tumba por parte de Carter, que tras el hallazgo de la de Tutankamón quiso seguir excavando en el Valle de los Reyes.

Y por supuesto, la novela también habla de algo tan terriblemente fascinante como es la maldición de la tumba de Tutankamón y sus consecuencias.

Una curiosidad: Si en busca de información adicional se bucea por internet para saber el nombre de la mansión inglesa de la familia Carnavon, en la que se encuentra una pequeña muestra del tesoro de Tutankamón, los seguidores de una popular serie televisiva británica de corte histórico pueden encontrarse con una imagen que les es muy familiar…

Anuncios

Acerca de EULV
Mea commoda sunt librorum, maxime Historia sed etiam de Scientia, Philosophia, major explorationem et technicae. Scientiae vel technica scientia debet at superessendam, incrementis vel fruitio. Sed scientia est non cultura immoderatus, ad dominationem, utilitas motiva et ... ad bellum.

2 Responses to “La tumba perdida”, una fascinante mirada al Egipto faraónico

  1. Yo he leído el libro de Howard Carter sobre el descubrimiento de la tumba de Tutankamón y me encantó. No era novela pero estaba escrito de una manera apasionante, además del tema de la excavación, ya de por si “fascinante”, como dicen en este artículo. No sé si me animo con esta novela… Es que eso de la “maldición”, no sé, no sé…

    • EU Jr. says:

      ¿Qué seria de una historia de momias si no hubiera maldición? ¡Aunque sea falsa!
      Gracias Mónica por tus comentarios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: