Descubren relación entre mínimo solar y enfriamiento del clima en la Europa de la Edad del Hierro

Europa sufrió hace 2.800 años un abrupto enfriamiento, junto con un aumento de la humedad y en particular del viento, coincidiendo una reducción sostenida de la actividad solar.

Los científicos del Centro Alemán de Investigación de Geociencias (GFZ), en colaboración con colegas suecos y holandeses proporcionan evidencias directas de una conexión entre actividad solar y clima a escala de tiempo centenaria. Utilizando el enfoque metodológico más moderno, se analizaron los sedimentos del lago Meerfelder Maar (Alemania) para determinar las variaciones anuales de los parámetros climáticos y la actividad solar.

Llamarada solar

Foto: NASA

El estudio publicado en línea esta semana en la revista Nature Geoscience indica que el cambio climático que se produjo a comienzos de la Edad de Hierro prerromana y demuestra que, sobre todo durante el denominado Grand Minima de actividad solar pueden afectar a las condiciones climáticas en el oeste de Europa a través de cambios en el patrón de circulación atmosférica de la región. Hace unos 2.800 años, uno de esos mínimos de actividad solar, la mínima homérica, causó un claro cambio climático en menos de una década en Europa Occidental.

Los excepcionales sedimentos laminados estacionales de la laguna estudiada permitieron una datación precisa, incluso de los cambios climáticos a corto plazo. Los resultados muestran que durante un periodo de 200 años aumentaron fuertemente los vientos primaverales con un predominio de clima frío y húmedo en Europa. En combinación con estudios de modelos, estos datos sugieren un mecanismo que puede explicar la relación entre un sol débil y el cambio climático. “El cambio y el fortalecimiento de los sistemas de vientos troposféricos es probable que se relacione con los procesos estratosféricos que a su vez se ven afectados por la radiación ultravioleta“, explica Achim Brauer (GFZ), iniciador del estudio.

Esta compleja cadena de procesos por lo tanto actúa como un mecanismo de retroalimentación positiva que podría explicar por qué variaciones tan pequeñas en la actividad solar han causado cambios climáticos regionales.”

Si bien los resultados no pueden ser transferidos directamente a las proyecciones a futuro debido a que el clima actual se ve afectado por fuerzas antropogénicas, proporcionan una clara evidencia de los aspectos aún poco conocidos del sistema climático, enfatiza Achim Brauer. En particular, son necesarias nuevas investigaciones con un enfoque sobre las consecuencias climáticas de los cambios en diferentes longitudes de onda del espectro solar.

Fuente: EuropaPress.es  7/5/2012

Celia Martin-Puertas, Katja Matthes, Achim Brauer, Raimund Muscheler, Felicitas Hansen,
Christof Petrick, Ala Aldahan, Göran Possnert and Bas van Geel: “Regional atmospheric circulation shifts induced by a grand solar minimum”,
Nature Geoscience, DOI 10.1038/NGEO1460

Artículos relacionados:

Acerca de EULV
Mea commoda sunt librorum, maxime Historia sed etiam de Scientia, Philosophia, major explorationem et technicae. Scientiae vel technica scientia debet at superessendam, incrementis vel fruitio. Sed scientia est non cultura immoderatus, ad dominationem, utilitas motiva et ... ad bellum.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: