Juan Eslava Galán recrea en “Las últimas pasiones del caballero Almafiera” la decisiva batalla de las Navas de Tolosa

En El País por Sivia Hernando  8/2/2012.

Y el juglar que declama: “Ved los barrancos angostos, farallones de piedra musgosa verdigrís, en los que nunca da el sol, torrenteras de piedra suelta, unas grandes como tinajas, otras como cántaros, ninguna más chica que una buena jarra de cinco azumbres”. Es el sábado 14 de julio de 1212; las huestes cristianas atraviesan Sierra Morena. Caminando entre sus poros, aún no son conscientes de que dos días después, en la mañana del 16 de julio, emprenderán una de las batallas clave de la Reconquista: la de las Navas de Tolosa. Hoy, el juglar vuelve a aquellos parajes jienenses, ahora cubiertos de pinos y rodeados por la inmensidad de un mar de olivos.

En ellos recuerda el fragor de la lucha y la euforia de una victoria que, a largo plazo, desembocaría en el fin de la invasión musulmana en España. Ese juglar, que no es que haya vivido durante siglos del tirón, es Juan Eslava Galán (1948), quien recrea en Las últimas pasiones del caballero Almafiera la decisiva batalla en su octavo centenario como contexto de un romance en medio de la guerra.

Leer más >>

A %d blogueros les gusta esto: