Encélado, la sexta luna de Saturno, podría albergar formas de vida microbianas

La sonda espacial Cassini ha registrado chorros de agua helada en varios vuelos cercanos a la superficie de luna de Saturno, Encélado, que podrían indicar un hábitat favorable para la existencia de vida, según ha informado la NASA en su página web.

Más de noventa géiser de todos los tamaños están emitiendo vapor de agua, partículas de hielo, y componentes orgánicos en la superficie del Polo Sur de Encélado“, indicó Carolyn Porco, la jefe del Equipo de Imágenes Científicas de la sonda espacial Cassini.

Encelado

Imagen captada por la sonda ‘Cassini’ de partículas de vapor y hielo emitidas desde la superficie del polo sur de Encelado. (Foto: NASA)

Estos géiser, que surgen a través de grietas en la superficie helada de la sexta luna de Saturno, podrían revelar la existencia de un vasto mar subterráneo. “Cassini ha volado varias veces a través de estas partículas y las ha analizado. Hemos encontrado que aparte de agua y material orgánico, hay sal en las partículas de hielos. La salinidad es la misma que la existente en los océanos de la Tierra“, explicó Porco.

La científica afirmó que “suena a cosa de locos” pero podría ser como “si nevase sobre la superficie de este pequeño mundo“, en referencia a las condiciones que se dan en este satélite favorables a la vida microbiana. “Al final, ese es el lugar más prometedor que conocemos para la investigación en astrobiología. No necesitamos siquiera rascar la superficie. Basta con volar entre estas columnas de partículas. O podemos posarnos sobre la superficie y tomar muestras“, dijo.

La sonda Cassini, lanzada en 1997, es una misión en la que participan la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana cuyo objetivo es estudiar los cambios climáticos en Saturno y en sus lunas. El año pasado la NASA decidió prolongar la misión, que ha estado transmitiendo información del sistema de Saturno durante casi seis años, hasta 2017.

El tipo de ecosistemas que Encélado puede albergar podrían ser como las existentes en las profundidades de nuestro planeta. Aunque todo ocurre enteramente en ausencia de luz solar“, agregó. Cassini fue lanzada al espacio en octubre de 1997 junto con la sonda Huygens de la ESA, y llegó a las inmediaciones de Saturno en 2004 para iniciar el estudio de Titán, la luna mayor del planeta.

Fuente: Público.es  30/3/2012

En otros medios: Elmundo.es  30/3/2012

Artículos relacionados:

Anuncios

El ser humano ya causó la extinción de especies hace 100.000 años

Las olas de extinciones que se produjeron hace 100.000 años, que eliminaron a algunos de los animales más grandes del mundo, fueron causadas por el ser humano y el cambio climático, según una nueva investigación de la Universidad de Cambridge, publicada en la revista PNAS.El ser humano ya causó la extinción de especies hace 100.000 años.

Mediante el examen de la extinción ocurrida durante el Cuaternario tardío (hace 700.000 años), pero centrándose principalmente en los últimos 100.000 años, los científicos han sido capaces de evaluar la importancia relativa de los diferentes factores que causaron la extinción de gran parte de la megafauna terrestre del mundo -los animales de 44 kg, o más. Estas extinciones incluyen a los mamuts de Norteamérica y Eurasia, los mastodontes y los perezosos gigantes de las Américas, el rinoceronte lanudo de Europa, los canguros ywombats gigantes de Australia, y las moas gigantes (aves no voladoras) de Nueva Zelanda.

Los investigadores utilizaron datos de un núcleo de hielo de la Antártida, uno de los más largos registros de funcionamiento de los cambios en el clima de la Tierra- que abarca los últimos cientos de miles de años. También, recopilaron información sobre la llegada de los humanos modernos de África a cinco masas diferentes (América del Norte, América del Sur, la mayor parte de Eurasia, Australia y Nueva Zelanda). Leer más de esta entrada

Científicos hallan una nueva técnica para buscar vida en otros planetas

Un estudio, con participación del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) ha descrito una novedosa técnica que podría llevar al descubrimiento de vida extraterrestre en un futuro. Entre otros marcadores, este nuevo sistema, que se explica en el último número de ‘Nature’, es capaz de detectar si un planeta tiene vegetación.

 Según han explicado los expertos, la clave del trabajo ha sido estudiar la Tierra de forma indirecta, es decir, a través del reflejo que proyecta sobre su satélite, la Luna. “El sol brilla sobre la Tierra y esta luz se refleja a su vez sobre la superficie lunar. El satélite, por tanto, actúa como un gran espejo que devuelve la luz terrestre hacia el planeta”, ha explicado el investigador del Observatorio Europeo Austral (ESO) y principal autor del trabajo, Michael Sterzik.

 El equipo ha investigado el fenómeno con el Very Large Telescope (VLT), ubicado en el desierto de Atacama (Chile) con el fin de encontrar indicadores, como por ejemplo, ciertas combinaciones de gases en la atmósfera terrestre, que se consideran indicios de vida orgánica. El objetivo era convertir la Tierra en una referencia para la búsqueda de vida en otros planetas más allá del Sistema Solar.

A diferencia de investigaciones anteriores, la nueva técnica explota la polarización (orientación de los campos magnéticos y eléctricos de la luz). Cuando la luz solar se refleja sobre la Tierra, queda polarizada. Y, según la superficie sobre la que se refleje (hielo, nubes, tierra y océanos), se polariza en un grado determinado.

Leer más de esta entrada

Marte es demasiado seco para albergar vida

En El País por Alicia Rivera 6/2/2012

Las hipótesis sobre si hubo (incluso pueda haber) vida en Marte suben y bajan según se van acumulando conocimientos científicos. Ahora, mientras el robot Curiosity de la NASA viaja hacia el planeta vecino con la misión de investigar las condiciones de habitabilidad (no es su misión buscar vida ni lleva instrumentos para ello), un equipo científico que ha estado tres años analizando datos de la misión anterior de la NASA, laPhoenix, concluye la superficie de Marte ha sido demasiado árida durante los últimos 600 millones de años para la supervivencia de cualquier forma de vida.

Tom Pike (Imperial College de Londres) y sus colegas han analizado una por una las partículas que recogió, excavando un poco en el suelo, el brazo articulado de la Phoenix y colocándolas ante un microscopio óptico (los granos de arena más grandes) y un microscopio de fuerza atómica (las partículas de polvo más pequeñas). La Phoenix (2008) era un módulo fijo que descendió al suelo en un punto del casquete polar norte del planeta rojo.

“Hemos descubierto que, aunque hay hielo abundante, Marte ha sufrido una supersequía que puede haber durado cientos de millones de años”, señala Pike en un comunicado del imperial College. “Creemos que el Marte que conocemos hoy contrasta radicalmente con su historia primitiva, que tuvo períodos más templados y más húmedos tal vez más aptos para la vida. “Futuras misiones planeadas por la NASA y la ESA(Agencia Europea del Espacio) tendrán que perforar más profundamente para buscar evidencias de vida, que puede están aún refugiada en el subsuelo”.

Leer más >>

A %d blogueros les gusta esto: